ENVÍO GRATIS EN PEDIDOS MAYORES A $899

Copa menstrual y cuidados

Sabemos que cambiar de rutina menstrual puede ser difícil y confuso, no es cualquier cosa, estamos hablando de un cambio en tu salud íntima que al principio parece imposible de realizar. Con nuevos productos y nuevo estilo de vida pueden surgir muchas preguntas, pero no te preocupes porque estamos para apoyarte en el proceso. 

En este post te resolvemos las preguntas más frecuentes que recibimos respecto a la copa menstrual y sus cuidados. 


¿Qué es la copa menstrual?

La copa menstrual es la alternativa sostenible a los productos de higiene menstrual convencionales de un solo uso. Al igual que el tampón, la copa se inserta en la vagina y gracias a su material quirúrgico flexible, no lastima ni se siente una vez colocada correctamente, ¿Su diferencia? En lugar de absorber, la copa RECOLECTA la sangre menstrual dentro de ella, lo que permite 3 a 4 veces mayor capacidad que un tampón o toalla desechable. 


¿Por qué recolectar la sangre es mejor que absorberla? 

La fabricación de productos desechables de absorción menstrual incluyen plásticos y químicos (encontrados también en productos de limpieza), los cuales únicamente se enfocan en la capacidad de absorción y su comercialización, sin importar el efecto nocivo para la salud que este pueda causar una vez en contacto con la zona vaginal. Los residuos tóxicos que dejan estos productos pueden desde irritar, alterar el PH, ocasionar infecciones, hasta un posible síndrome de shock tóxico SST.


Higiene y copa menstrual

La copa menstrual al ser fabricada de materiales quirúrgicos permite la esterilización sencilla (agua hirviendo) para su uso múltiple, sin dejar residuos a diferencia de productos de absorción desechables. Al ser un producto de higiene íntima debe de mantenerse y utilizarse con la mayor precaución e higiene posible, debido a que manipulamos zonas sensibles como lo es nuestra vagina.

Por lo anterior, es muy importante que cada vez que utilices, manipules, insertes o retires tu copa, laves tus manos perfectamente evitando jabones o geles con aromas artificiales, ya que lo que buscamos es evitar la mayor cantidad de químicos añadidos. 


¿Cuánto tiempo puedo traer la copa puesta?

  1. La copa menstrual debe vaciarse cada que esté llena, por lo general lo puedes sentir al igual que sientes cuando un tampón o una toalla están llenos, solo que durante los primeros ciclos comenzarás a familiarizarte con las diferentes sensaciones. 

Recuerda: Nadie nace aprendiendo a correr. Si apenas comienzas con la transición a la copa menstrual, te tomará de uno a tres ciclos para habituarte a su uso al igual que cuando comenzaste con los tampones y toallas. Una vez que lo domines, no hay vuelta atrás, tu menstruación será totalmente diferente. 

  1. Si tu flujo no es muy abundante o te encuentras en los últimos días de tu periodo, lo ideal es vaciar y enjuagar la copa cada 8 horas, aunque puedes tenerla puesta con un MÁXIMO de 12 horas (cuando decimos máximo es realmente el límite). Estos tiempos límite son debido a que estamos introduciendo un objeto externo a nuestro cuerpo mientras que está segregando mucosa; si dejamos más de 12 horas la copa, la mucosa puede comenzar a incrementar las bacterias que provocan las infecciones. Lo anterior es para todo producto de control menstrual, nuestro cuerpo durante la menstruación está pasando por un proceso de desintoxicación que vuelve más sensible nuestra zona vaginal, cualquier producto que utilicemos tiene acceso directo al interior de nuestro cuerpo, por ello la importancia de utilizar productos de calidad que no liberen residuos y respeten el flujo del proceso menstrual de nuestro cuerpo. 

¿Cómo limpiar la copa?

La copa al ser de material quirúrgico se limpia a profundidad mediante la esterilización. Para esterilizar tu copa debes de hervirla en una olla SOLAMENTE con agua (no necesita jabones ni aceites, éstos la pueden dañar) de 3 a 5 minutos, no más, ya que se puede quemar o comenzar a desgastarse con mayor rapidez. Una vez pasado el tiempo de esterilización, se retira la copa con cuidado porque estará muy caliente, ya sea con ayuda de un palito, un tenedor o cualquier instrumento limpio que te permita retirar la copa de la olla, se deja enfriar y secar por el restante de agua que pueda quedar en ella por un par de minutos y una vez seca, la podrás guardar en su bolsita de algodón. Quedará lista para utilizar el próximo periodo.

Si cuentas con uno de nuestros vasos esterilizadores podrás usarlo cómodamente en un horno microondas. Solo debes de poner la copa en agua (sin llenar totalmente el vaso), cerrar el recipiente y calentar por 3 minutos. Asegúrate que el agua dentro del vaso hierva para que la copa pueda cumplir su proceso de esterilización. Cuando saques el recipiente del horno, deja enfriar para que posteriormente puedas guardar la copa en su respectiva bolsita. 

Este proceso lo debes de realizar cuando adquieres una nueva copa y cuando hayas terminado o estés por comenzar un nuevo periodo. De acuerdo a lo que más se acomode a tu rutina, debes de esterilizar tu copa entre cada periodo. 

Durante tu menstruación lo único necesario será: con manos limpias vaciarla, enjuagarla bien bajo chorro de agua hasta que no queden restos de sangre, y volver a insertar. Esto lo puedes realizar ya sea en el WC o en la regadera, mientras más cómodx te sientas ¡mejor!

A lo largo del tiempo comenzarás a notar que tu copa irá cambiando de color. Esto es completamente normal, nuestra sangre contiene hierro y este puede cambiar la tonalidad de nuestra copa, pero no quiere decir que esté sucia, solo es una adaptación. Es muy importante que NO utilices blanquedores ni cualquier químico para blanquearla, al fin del día solamente tú ves tu copa y no hay vergüenza en ver el color de nuestra sangre

¿Cuándo debo de cambiar de copa?

La copa tiene un tiempo de vida estimado de 10 años, pero pueden suceder diferentes circunstancias en la vida por lo que aquí te decimos las razones por las que debes de cambiar de copa:

  1. Cuando hayan pasado 10 años con la misma copa. 
  2. Cuando hayas tenido un parto natural. En este caso debes de cambiar de talla por una más grande. OJO: las tallas se diferencian por diámetro en la copa no tanto por capacidad de recolección. 
  3. Cuando comiences a ver deformaciones en tu copa, ya sea por quemaduras u otros incidentes. 
  4. Cuando el material de la copa comience a desprenderse. 

Es importante que en cada limpieza observes el estado de tu copa, recuerda que parte de llevar una menstruación sostenible es mantener en buen estado y calidad nuestros productos para una buena salud menstrual.

En tal’kual sabemos que la transición a una menstruación sostenible es un proceso. Cada periodo aprendes cosas nuevas sobre tu cuerpo y tu ciclo menstrual en general. No tengas miedo de observar y tocarte para un uso correcto de la copa menstrual, al igual que todo en la vida vamos aprendiendo durante la práctica. Recuerda que la menstruación es un proceso natural del cuerpo que la mitad de la población mundial vive, por lo que no hay vergüenza en hablar e investigar del tema. Nuestro compromiso es brindarte siempre información y productos de confianza para que cada vez más personas vivan una menstruación consciente, digna y saludable. 


#DéjaloFluir