CÓDIGO DE DESCUENTO: PURPLESALE | ENVÍO GRATIS EN PEDIDOS MAYORES A $899

OVULACIÓN 101

Puntos base que debes conocer sobre la ovulación

Por lo general las primeras ideas que vienen con la palabra ovulación tienen relación con la fertilidad, embarazo, sexo, etc. Pero, ¿Qué pasa realmente durante la ovulación? Aquí te explicamos las bases y lo que tienes que conocer sobre la importante fase del ciclo menstrual.

¿Qué es la ovulación?

La ovulación es el proceso y fase del ciclo menstrual, posterior a la fase folicular, en la que el ovario libera un óvulo a la trompa de falopio con el fin de ser fertilizado por un espermatozoide y pueda darse un embarazo. La ovulación se presenta aproximadamente a la mitad del ciclo, entre 13 - 15 días antes o después de cada menstruación. Al igual que la menstruación, el momento de la ovulación puede variar entre ciclos y es normal.
La ovulación separa las fases folicular y lútea del ciclo menstrual. Justo antes de que la ovulación ocurra, los estrógenos llegan a su punto máximo para después disminuir durante la fase lútea.

Ovarios, óvulos y folículos

Los óvulos se encuentran en sacos en los ovarios llamados folículos. Los folículos pueden tomar meses para desarrollarse, por lo que en cualquier momento contamos con folículos en diferentes etapas de desarrollo en los ovarios. Al inicio de cada ciclo menstrual, pocos folículos pueden llegar a la ovulación; a la mitad de la fase folicular (aproximadamente) sobresale un folículo dominante el cual se prepara para la ovulación, mientras que los demás folículos no-dominantes desaparecen.

Cuando llega la ovulación, el folículo libera un óvulo hacia las trompas de falopio. Una vez liberado, el óvulo tiene de 12 a 24 hrs para ser fertilizado por un espermatozoide. Los espermatozoides pueden vivir hasta 5 días dentro del cuerpo femenino, por lo que si hay relaciones sexuales (pene-vagina) sin uso de anticonceptivos dentro de la ventana fértil, existe gran posibilidad de embarazo. En el caso contrario, si el óvulo no se fertiliza, comienza a degradarse y se disminuyen los niveles de estrógeno dando inicio a la fase lútea (premenstrual) del ciclo.

¿Qué cambios físicos y emocionales se pueden percibir?

Justo antes de la ovulación se puede presentar aumento en el flujo vaginal: transparente, húmedo, estilo clara de huevo. Para controlar la humedad de estos días te recomendamos:
Toallas reutilizables de bambú «S»
Calzón menstrual moderado

Igualmente, existe un aumento en la temperatura basal: la temperatura corporal en reposo, la de cada mañana antes de levantarse. Al tomar cada mañana la temperatura basal con un termómetro especial para este fin, se pueden conocer los días fértiles, a este método de prevención o planificación familiar se le conoce como: método sintotérmico.
Emocionalmente puede haber mayor energía, más ganas de socializar y ligar, con ello mayor deseo sexual, y es lógico cuando sabemos que nuestro cuerpo se prepara para reproducirse.

Si deseas saber con exactitud el momento del ciclo en el que ovulas, te recomendamos: darle seguimiento y registro a tu ciclo menstrual (flujo, cambios físicos y emocionales, etc), tomar tu temperatura basal cada mañana a lo largo de tu ciclo y/o realizar pruebas de orina disponibles en farmacias.

Factores que alteran la ovulación

La ovulación puede verse afectada por diferentes factores energéticos, nutricionales, emocionales, y principalmente por el uso de anticonceptivos hormonales (los cuales bloquean la ovulación).
Así como la menstruación y ciclo menstrual en general, la ovulación puede verse afectada por cambios físicos, hábitos alimenticios, niveles de estrés, y todos los cambios que puedan afectar las hormonas reproductivas.
El cuerpo femenino vive cambios significativos a lo largo de su vida reproductiva, por lo que puede ser común no ovular todos los ciclos cuando: se comienza a menstruar, cuando se está lactando, después de un embarazo, o cuando se está en transición a la menopausia.

¿Por qué es importante la ovulación?

Al igual que el ciclo menstrual, la ovulación permite el funcionamiento correcto de nuestra mente y cuerpo a través de niveles necesarios de hormonas para nuestra salud mental, cardíaca, ósea, etc; además de permitir reproducirnos y vivir una sexualidad. 

¿Cómo puedo aprovechar al máximo esta fase?

La ovulación es una gran oportunidad para aprovechar el modo social y salir con tus amiges, aumentar tu productividad en la rutina, ligar gracias a la confianza y seguridad que nos dan nuestras amigas las hormonas y si lo deseas, buscar un embarazo.

Recuerda, el ciclo menstrual es nuestra arma súper poderosa, conocerla y saberla aprovechar es un paso más al autoconocimiento y amor propio. ¡Disfruta!