ENVÍO GRATIS EN PEDIDOS MAYORES A $599

¿Cómo insertar correctamente la copa menstrual?

Si eres nuevx en el mundo de la copa menstrual y quieres hacer la transición a una menstruación sostenible, pero no sabes cómo la copa debe entrar en tu vagina, no te preocupes porque estás en el lugar correcto.

Para comenzar debes de recordar puntos importantes:

  • La copa menstrual no es un lío. La copa es la herramienta sostenible para recolectar tu sangre menstrual de una manera saludable y ecológica, por lo que no debes de tenerle miedo. La copa es un producto diseñado y pensado para la mayor comodidad y rendimiento de una persona menstruante.
  • Una vez insertada la copa no se va a ir a ningún lado. ¡No te preocupes! No tendrás que ir a urgencias para que te la retiren (más de una persona lo ha pensado).

Si no estás familiarizadx con tu zona vaginal por la satanización que siempre se le ha dado al hecho de ver y tocar nuestro cuerpo, te invitamos a que sigamos rompiendo tabúes y tomes un espejo y mires tu vagina, ¡Aprenderás muchas cosas, entre ellas a conocerte!

Si ya tienes tu copa o estás investigando su uso para hacer la transición, en este post encontrarás el paso a paso y algunos tips para insertarla correctamente. Recuerda que la práctica hace al maestro, por lo que es totalmente normal que los primeros días, e incluso periodos, te cueste un poco de trabajo, pero te aseguramos que una vez habituadx, ¡No hay vuelta atrás!

Pasos para insertar la copa:

  1. Doblar la copa

Como seguramente ya has escuchado antes, la copa debe doblarse para ser insertada en la vagina. Existen muchos dobleces en internet pero aquí te compartimos las dos formas que pensamos son las más sencillas y eficaces para insertar la copa.

Doblez en “C”

Lo podríamos llamar el doblez más popular. Al doblar la copa a la mitad y formar una “C” con los bordes, la copa reduce su tamaño muy similar al de un tampón. De esta manera podrás insertar tu copa y una vez dentro, esta abrirá para regresar a su forma original y cumplir su función. 


Doblez en “Flor”

Este tipo de doblez se recomienda principalmente a personas que comienzan a utilizar la copa menstrual, ya que el borde se llega a doblar más pequeño que en la forma “C”, y por ende es más sencilla la inserción a la vagina. 

El mejor doblez para insertar la copa es el que mejor te acomode. Te recomendamos que intentes ambas formas varias veces para ver con cuál te resulta más fácil insertarla.

2. Insertar la copa

La primera vez que utilices la copa menstrual es importante que lo hagas en casa, un espacio cómodo y tranquilo, en el que tengas acceso a un baño limpio en cualquier momento.

Para insertar la copa lo puedes hacer en el WC o en la regadera, aunque si es la primera vez la mejor opción sin duda es la regadera. Si te es de ayuda, puedes tomar un baño caliente relajante antes del proceso, eso te ayudará a relajarte física y mentalmente. 

Tómate tu tiempo, no hay prisa; necesitas estar muy tranquilx y relajadx, porque de estresarte los músculos vaginales se tensan y resulta más difícil insertar la copa.

Ya que estés listx:

  1. Toma tu copa y mójala un poco con el agua de la regadera (esto ayudará a que se inserte con mayor facilidad), ya mojada puedes realizar el doblez de tu preferencia.
  2. Ponte en cuclillas y con la mano que no sostienes la copa menstrual, abre tus labios vaginales ubicando la entrada vaginal donde insertarás la copa.
  3. Haz una respiración profunda e insertas la copa. Si estás muy concentradx en tus sensaciones podrás sentir cómo la copa sube por la vagina, e incluso hay personas que aseguran escuchar un “BOP” cuando la copa abre. 
  4. Una vez de pie la copa no debe causar molestias, incluso después de un rato no la vas a sentir. Si sientes que no ha logrado subir correctamente la copa, puedes realizar una o dos sentadillas hasta el suelo para ayudar a que la copa suba y ocupe su lugar. 

Otra manera de poder insertar la copa es:

  1. En la regadera o la tina puedes subir una pierna y sin necesidad de hacer la sentadilla, abrir los labios vaginales e insertar la copa. Esta posición ayuda a estirar músculos y abrir paredes vaginales. 

Para verificar si la copa está bien colocada y haya abierto correctamente, puedes insertar un dedo y sentirás la terminación de la copa; con tu mismo dedo rodea la base de la copa con pliegues y en ella podrás saber si sigue doblada o abrió adecuadamente. Si la copa sigue doblada, con tus dedos pulgar e índice puedes darle un pequeño giro a la copa lo que ayudará a que encuentre la posición adecuada y pueda abrir. Es importante mencionar que nuestra vagina no es un cilindro perfecto, por lo que la copa con su material flexible se va adaptar a ella y puede que luego sientas la copa ligeramente abollada pero no doblada, si tienes dudas realiza ese pequeño giro para ajustar y no tendrás problemas.

Durante el día pon atención a las sensaciones que tengas con la copa, ya sea su comodidad, si hay presencia de cólicos, y si sientes cuando está llena o no. Con el paso del tiempo vas a ir conociendo la sensación de cuando tu copa está llena y cuánto será el tiempo para vaciarla, al igual que fuiste conociendo la sensación de cambio con toallas y/o tampones. Los primeros ciclos es bueno poner más atención a sensaciones y vaciar la copa cada 4-5 horas, esto te ayudará a conocer cuánto flujo estás menstruando y cada cuánto tiempo debes vaciar la copa. Recuerda que el tiempo ideal de tener la copa puesta es hasta 8 horas, pero como límite 12 horas.

¿Cómo retirar la copa menstrual?

Ahora que ya sabemos insertar la copa, lo más fácil es retirarla. Al igual que al momento de insertarla, lo más recomendable es hacer este proceso en el lugar más cómodo posible, ya sea en nuestro baño o en la regadera. Después de haberte lavado las manos perfectamente antes de manipular la copa, sentadx en el baño o en cuclillas en la regadera, relajas totalmente los músculos vaginales y pujas con ellos, muy similar a cuando haces pipí. Al pujar, la copa se asomará y podrás alcanzarla con tus dedos pulgar e índice, la acomodarás con ayuda de la terminación para poder tomarla de la base y romper el vacío para retirarla. OJO: la copa se retira de la base (donde se encuentran los pliegues) y no de la terminación, de esta manera rompe el vacío que provoca la copa para recolectar la sangre, así tendrás mayor control sobre la copa y te evitará molestias a la hora de retirarla.

Es muy importante que sujetes bien tu copa desde la base para que cuando la retires no caiga al suelo o peor aún, caiga al WC. Las primeras veces que la retires es muy probable que no controles el sangrado dentro de la copa y caiga directamente en la regadera o el WC, no te preocupes, con la práctica podrás controlar más el contenido de la copa y terminarás haciéndolo en automático. 

Una vez retirada la copa la enjuagas muy bien bajo un chorro de agua fría hasta que no queden restos de sangre. Al enjuagarla quedará agua que te ayudará a insertar nuevamente la copa. Al retirar e insertar durante tu menstruación recuerda los cuidados que debe tener la copa.

Ahora no queda más que lo pruebes. No olvides empezar esta transición de la manera más cómoda posible, en casa, en tu propio baño y poniendo mucha atención a las sensaciones y comportamiento menstrual que tengas durante el uso de la copa. 

Si todavía no cuentas con una copa y estás pensando en hacer el cambio a una menstruación sostenible, visita nuestros productos, ¡Hay algo para todxs!



#DéjaloFluir





Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados