ENVÍO GRATIS EN PEDIDOS MAYORES A $599

Magia menstrual

Sangre menstrual

Mi sangre es limpia, natural y parte de mí.


La sangre menstrual siempre se nos ha impuesto como un tema del que no se puede hablar, como algo que no vive la mitad de la población mundial y como algo sucio y símbolo de vergüenza.

En tal’kual nos cansamos del discurso falso y queremos que conozcas y hables de tu cuerpo con la naturalidad que debe de ser. Nuestra menstruación es mágica y nos aporta más de lo que te imaginas.

Nuestra sangre menstrual está compuesta de agua, células del endometrio, lípidos, proteínas, hormonas, y ¡Células madre! Así es, incluso mayor contenido que las extraídas de la médula ósea.

Tristemente la sangre menstrual ha sido siempre considerada como algo sucio, un desecho, un tabú sin mucha atención, también en el sector médico. Hoy en día existen muy pocos estudios e investigaciones relacionadas con la sangre menstrual que a pesar de ser un signo vital, por ende, una fuente de información sobre la salud de una persona, no se le ha dado el mismo interés como a la orina y a las heces fecales, desechos corporales igualmente importantes como comunicadores del cuerpo.

El color, olor, cantidad y textura de tu sangrado habla mucho de lo que pasa dentro de nuestro cuerpo, es por eso la importancia de observarlo.

· Si el color de tu sangre es marrón o rojo vivo, tu sangre menstrual es sana; el color distingue entre sangre oxidada o sangre nueva, lo que es completamente normal.
· La sangre entre un color gris y rojo es muy probable que presente una infección, por lo que recomendamos consultar un médico especialista. 
· Si tu sangrado es muy ligero y es de color rosa, es probable que estés entrando en la etapa de la menopausia, de no ser así, tu cuerpo no está generando suficientes estrógenos, lo que puede ser causado por una gran actividad física.

Los coágulos pueden llegar a ser desagradables a la vista e incómodos a descargar, ya que muchas veces se pueden sentir al momento que pasan por el cuello uterino, el tan conocido “bajón”. Los coágulos no son más que mucosa del endometrio que aparecen normalmente al inicio de nuestro periodo los días que sangramos más. Aunque nuestro cuerpo produce un disolvente natural de mucosa puede llegar a ser insuficiente, por ello te recomendamos mantenerte hidratadx, aplicar calor si existen molestias y sobre todo llevar una dieta balanceada rica en hierro para contrarrestar la pérdida de nutrientes durante la menstruación.

Además de ser una fuente de información importante sobre nuestro estado de salud, la sangre menstrual puede tener usos prácticos, mejores que terminar en el desagüe. Si eres usuaria de la copa menstrual normalmente vacías tu copa en el WC o en la regadera, pero ¿Sabías que puedes nutrir tus plantas con tu sangre menstrual? Si tus plantas necesitan un poco de nutrientes puedes darle una dosis de los tuyos; vale la pena intentarlo. Si utilizas toallas o calzón menstrual, de igual manera puedes utilizar el agua que escurres por lavar tus productos, pero ten cuidado de no poner jabón en tus plantas.

No por nada en tal’kual nos gusta decir que nuestra menstruación es mágica, lo decimos porque realmente lo es. La menstruación, al igual que nuestro ciclo menstrual nos permite conocernos desde dentro y fuera, nos hace saber cuando algo está mal o cuando todo está bien, nos permite crear vida, controlar nuestro cuerpo y vivir una sexualidad. 

Obsérvate, conócete, cuestiona y de ver irregularidades consulta un especialista.

#DéjaloFluir

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados