CÓDIGO DE DESCUENTO: PURPLESALE | ENVÍO GRATIS EN PEDIDOS MAYORES A $899

5 pasos para reconciliarte con tu menstruación

Haciendo una retrospectiva en tu vida, ¿Qué fue lo que siempre escuchaste sobre la menstruación?, ¿Cuáles son los adjetivos y frases que siempre rodearon el tema del ciclo menstrual? Por ejemplo, en mi caso siempre fue algo negativo, algo de lo que no se podía hablar, algo que me hacía débil y sobre todo, algo que desacreditaba por completo mis emociones, opiniones y mi manera de pensar. ¿Te identificas?

Cuando uno crece con un discurso como ese, vives odiando la menstruación, el ciclo menstrual en general, y por ende tu cuerpo. Te lo comparto como un tema alarmante porque lo es. Desde que somos niñxs la educación menstrual que recibimos se da bajo el prejuicio de la sangre como algo malo y sucio que desvaloriza las capacidades de quien la presenta. Como bien sabes, en tal’kual estamos cansadas de ese discurso y queremos decirte una vez más que el ciclo menstrual es una de las armas más valiosas y poderosas que tenemos como mujeres y personas menstruantes. Una vez que decides reconciliarte y sacarle el mayor provecho a tu ciclo, nada será igual. En este post decidimos darte ese empujón al autoconocimiento creando así los 5 pasos esenciales para comenzar el gran viaje a la reconciliación menstrual, ¿vamos?

1) Entender tu ciclo menstrual

El primer paso para reconciliarte con tu menstruación es entender que el ciclo menstrual es mucho más que la menstruación. El ciclo menstrual es un proceso de diferentes cambios hormonales, físicos y emocionales que nuestro cuerpo experimenta mes con mes (en promedio) con el fin de reproducirse. El ciclo menstrual es cambiante, a lo largo de los años va cambiando de acuerdo a nuestra edad, hábitos, alimentación, nivel de estrés, descanso y mucho más. Conoce más sobre el ciclo menstrual en nuestro blog: Ciclo menstrual

2) Observar y cuestionarte

Observarte al interior y exterior es base para comenzar el análisis personal de acuerdo a cómo funciona el ciclo menstrual en tu cuerpo. Registrar tu ciclo menstrual es uno de los hábitos más efectivos para observar y llevar su control. Lo puedes llevar en un calendario, cuaderno o en alguna de las varias apps disponibles para celular. Para comenzar el registro de tu ciclo te recomendamos llevar seguimiento de los siguientes factores:

  • Fecha, día y fase del ciclo.
  • Presencia de flujo menstrual: [SI/NO] - (Abundante, moderado, ligero o manchado)
  • Presencia de flujo cervical: [SI/NO] - (líquido, pegajoso, seco, etc.)
  • Actividad sexual: [SI/NO]
  • Nivel de energía: (Alto, medio, bajo, súper bajo)
  • Antojos: (Salados, dulces, carbohidratos, etc.)

La curiosidad es indispensable para autoconocimiento, cuestionarnos, ¿cómo vive mi cuerpo el ciclo menstrual?, ¿En qué fase del ciclo menstrual me encuentro?, ¿cómo experimento esta fase?, ¿Cómo me siento?, ¿Qué cambios físicos y emocionales percibo?, ¿Esto que percibo es normal? Por lo mismo, este paso suele ser un golpe de realidad, aquí te darás cuenta de TODO lo que influye el ciclo menstrual en tu cuerpo y rutina diaria. 

#DéjaloFluir a tu manera: En el registro de tu ciclo, siéntete libre de añadir, cambiar y adaptar tu registro a la manera que mejor te acomode, anota todos los cambios y factores que consideres relevantes para conocer tu ciclo a mayor detalle. Recuerda: tú pones las reglas.


3) Aceptar

Como mujeres y personas menstruantes vivimos en promedio:

  • 12 ciclos menstruales al año
  • 12 menstruaciones al año
  • 48 días de sangrado al año
  • 40 años de nuestra vida con ciclo menstrual (promedio de etapa reproductiva)
  • 7 años de sangrado continuo en nuestra vida 😱
¡Así es! El ciclo menstrual está presente gran parte de nuestra vida, es la naturaleza de nuestro cuerpo, nos permite sentir, experimentar, conocernos, reproducirnos y vivir una sexualidad. Aceptar y empoderar el ciclo menstrual es una decisión personal que permite mejorar la calidad de vida y la relación con el cuerpo. ¿Tú que decides? 

    4) Utilizarlo a tu favor

    Después de varios ciclos de registro comenzarás a notar ciertos patrones que se repiten ciclo tras ciclo. Por ejemplo, podrás observar que tu energía se incrementa en la fase folicular (en los días posteriores a la menstruación), o podrás ver que durante la fase luteal te dan más antojos (en los días previos a la menstruación). ¿Increíble, no? 

    Ahora, ¿Cómo podemos utilizar nuestro ciclo a nuestro favor? ¡Fácil! Escucha a tu cuerpo:

    • Una vez que identificas tus fases de mayor energía y enfoque - mayormente durante la fase folicular y ovulatoria - ¡Aprovéchala al máximo! Organiza tus trabajos, entregas y actividades sociales principalmente durante estas fases. Las cosas se darán con mucho más facilidad. 
    • ¿(Pre)menstruación con baja energía? - Es el momento para enfocarte más en tu interior, tendrás menos deberes gracias a la organización y ejecución de la fase anterior. Los niveles hormonales cambian y las emociones aumentan: Dibuja, lee, llora, ríe, apapáchate. Es la fase ideal para crear y conectarte con algo más profundo ¡Saca a tu artista interior! 

    5) Utilizar productos que respeten tu cuerpo y ambiente

    Gran parte del discurso de odio hacia la menstruación proviene de la incomodidad e irritación que los productos desechables provocan en nuestros cuerpo. No es de sorprenderse cuando sabes que en promedio 90% de los productos están hechos con plástico y que estos a la vez incluyen productos químicos que al contacto con la sangre generan malos olores. 

    Utilizar productos sostenibles libres de químicos y tóxicos que respeten tu cuerpo y ambiente es uno de los cambios más sorprendentes que podrás realizar; te darás cuenta que:

    • Tu sangre realmente no huele mal, huele a hierro, nada más.
    • Tu sangre no es asquerosa. De hecho es bastante interesante ya que es considerada como un signo vital, lo que quiere decir que nos comunica sobre nuestro estado de salud (Recomendación: Magia menstrual).
    • Tu rutina menstrual puede ser cómoda y es ¡lo máximo! 
    • Tu bienestar menstrual es una prioridad. 

    Recuerda: solo tú decides cómo deseas vivir tu menstruación, no hay manera correcta o incorrecta, desde tal’kual te invitamos a observar, cuestionarte y sacarle el mayor provecho a tu favor. ¡Es tu cuerpo! Ámalo, hónralo y #DéjaloFluir a tu manera. 💜